Blog posts

Base espacial China

Base espacial China

Notas

Desde Neuquén hasta la base espacial no hay un sólo cartel que indique la existencia del emprendimiento chino convalidado por Cristina Fernández en su última visita a Beijing. La ruta es solitaria, monótona y bordea miles de hectáreas de tierra yerma y arbustos achaparrados. Nada se cultiva a la vera de las ruta 40 y 22.

leviabase

Tras cuatro horas de recorrido, y ya en un camino de ripio, apareció la primera señal pública de la base china, que empezaría a funcionar hacia mediados de 2017.

leviacartel

Cuando apareció este cartel, paramos con la camioneta y miramos hacia adonde marcaba la flecha. Allí, en medio de la nada, apareció la base china.leviavista

Desde esta posición, caminamos por un camino de tierra hasta la entrada de la base. Detrás de un alambre de púa, un cartel deteriorado por el viento informaba oficialmente adonde estábamos.

leviaentrada

Al otro lado del cartel oficial que exhibe las banderas de China y Argentina, un empleado de seguridad civil nos tomó los datos personales y pudimos avanzar sin problemas sobre el emprendimiento espacial que se construye en Neuquén. Los guías chinos aseguran que la antena de 30 metros de diámetro, eje principal de la base ubicada en Bajada del Agrio, sólo se usará para monitorear sus expediciones a la Luna y Marte,

leviaantena

La visita se extiende por dos horas y los guías juran que la base es una estación de observación y que jamás tendrá fines militares. Sin embargo, cuando se les replica que las autoridades civiles de la base dependen del Departamento General de Armamentos del Ejército Popular de China, la respuesta es repetir una y otra vez que sólo tendrá como finalidad monitorear sus próximas misiones a la Luna y a Marte.

leviachi

La canciller Susana Malcorra viaja a Beijing en las próximas semanas, y uno de sus objetivos es incluir una cláusula expresa en el acuerdo bilateral que explicite el “uso pacífico y civil” de la base que se terminará de construir hacia mediados de 2017. Esa cláusula por ahora no existe, lo que en términos diplomáticos permite el uso dual (civil-militar) de las instalaciones ubicadas en Neuquén. Una posibilidad que Mauricio Macri quiere tener enterrada cuando visite China a principios de septiembre, durante la cumbre del G20.

leviafin