Blog posts

La verdad desnuda

La verdad desnuda

Notas

Lázaro Báez aún no decidió si confiesa. Su hijo Martín puede caer detenido en las próximas horas, y su mujer Norma ya anunció que hará si eso sucede: “Si tocan a Martín, se pudre todo”, advirtió cuando Báez fue apresado por lavar dinero sucio, tras la difusión pública de las 90 horas de vídeo de las cámaras de seguridad de La Rosadita. Ahora, el oscuro panorama judicial de Báez se multiplicó hasta el infinito. Leonardo Fariña confesó la estructura financiera, los mecanismos exactos que se usaban para lavar los fondos ilícitos y, fundamentalmente, el papel que protagonizaba Martín Báez en la maquina de corrupción que encabezada su padre Lázaro.

Báez enfrenta tres decisiones que marcaran su vida para siempre. Debe optar entre traicionar a Cristina Fernández, salvar a su hijo o sufrir una condena cercana a los 10 años de prisión. Si decide acogerse a la Ley de la Omertá –el código de silencio de los mafiosos sicilianos–, Báez colabora con CFK y perjudica a su hijo Martín, que no tiene defensa posible ante las evidencias del expediente. Al contrario, si Báez se arrepiente, su familia será beneficiada con una reducción importante de la eventual pena y la expresidente quedará en el centro del escenario judicial.

La clave de la posible confesión se puede precisar en dos simples interrogantes: ¿A quién teme más Báez? ¿A su esposa Norma Calvimonte o a Cristina Fernández de Kirchner?

Si el empresario se acoge a las sugerencias del juez Casanello, CFK entierra su proyecto político y su vida transcurrirá durante años por los tribunales de Comodoro Py, perfeccionando un derrotero procesal que ya consumó María Julia Alsogaray. En cambio, si Báez sacrifica a su familia por la Omertá, es muy probable que la señora Calvimonte juegue a proteger a su hijo Martín, perjudicado seriamente por la nueva confesión de Fariña y la documentación que se agregó al expediente.

Cristina está preocupada. Casanello ya no tiene excusas para evitar su declaración indagatoria. Quizás suceda cuando regrese del Vaticano, adonde tiene previsto viajar para participar de un seminario sobre corrupción que organiza Francisco. Hace tiempo que el Papa no habla con CFK, desde que ella lo traicionó ungiendo a Aníbal Fernández como precandidato a gobernador bonaerense.