Blog posts

Pax Mediática

Pax Mediática

Notas

A las doce en punto, Marcelo Tinelli llegó a la quinta de Olivos, donde fue recibido con una sonrisa por Mauricio Macri. El Presidente y el conductor de TV chocaron por la AFA y la pauta oficial que habitualmente los gobiernos entregaban al conductor de TV. Macri no cree que Tinelli sea lo mejor para suceder a Julio Grondona, ni tampoco que sea necesario que millones de pesos del Estado se transfieran como publicidad a ShowMatch. Ambos buscan reencauzar una relación de años que se enfrío en los últimos meses.

 

La reunión a solas duró una hora exacta, entre bromas, ajustes de cuenta y una puesta en escena destinada a demostrar que las diferencias coyunturales quedaron atrás.

Sin embargo, los dos hechos que provocaron la ficción no fueron resueltos: la pauta oficial para Showmatch y la posibilidad de permitir que Tinelli sea el sucesor formal de Julio Grondona. Macri no retrocedió un centímetro y a Marcelo sólo le quedó la posibilidad de exhibir su acceso a la quinta de Olivos. Un acceso que, a diferencia de los tiempos de Carlos Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ahora es relativo: el Presidente recibe a cuatro periodistas todos los viernes, y por una hora. El mismo tiempo que destino al conductor de TV.

macri

Tinelli no cancelará la imitación de Macri, pero si atenuará su guión, frente a la imposibilidad de obtener por esa vía un trato privilegiado con los auspicios del gobierno y acceder al control de la AFA. Mauricio no reniega del humor, simplemente asumía que la última presentación de su imitador escondía la presión de Marcelo para arrancar a Balcarce 50 una cuota extra de fondos públicos y poder institucional.

A Macri no le molestó esta imitación, le pareció un apriete político. Y se acordó de Fernando de la Rúa quien, pese a la predisposición para arreglar con Tinelli, tuvo su noche aciaga frente a millones de televidentes. En ese contexto, el jefe de Estado dejó trascender su mal humor, y cuando desde la trinchera de Tinelli filtraron que pensaban poner a una modelo imitando a Juliana Awada, Macri explotó en un reportaje que concedió a La Nación. “Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros”, opinó Macri cuando el periodista Joaquín Morales Solá le preguntó sobre el animador de TV.

La réplica de Macri sorprendió a Tinelli. Sin embargo, habló con Cristóbal López y pidió que uno de sus empleados –Roberto Navarro– acusara al gobierno de montar una ataque personal a través de Twitter. Es cierto que al conductor de televisión lo maltrataron con cientos de tuits, pero no hay una sola evidencia que ate la cuestionable presión mediática con Balcarce 50. Tras la ofensiva de Navarro, que conduce un programa de alto rating en C5N, se explicó que Macri no iba a retroceder. “Cristóbal López actúa igual, presiona y presiona. Y ya está game over, con causas abiertas en la justicia”, comparó un importante miembro del gabinete.

Tinelli tenía a esta modelo para imitar a Juliana Awada:

Pero el conductor ya decidió que este personaje, por ahora, no será visto en la pantalla de canal 13.

Y esa señal de distensión, fue correspondida por Marcos Peña, jefe de Gabinete:

Mauricio y Tinelli se vieron las caras en Olivos. El Presidente ejerció su poder real y Tinelli mastico su orgullo a la espera de su revancha. Ya lo hizo con todos los presidentes desde Carlos Menem a Cristina Fernández.

A solas, Macri y Marcelo firmaron la Pax Mediática.

Y se rieron para las usuarios de Twitter y Snapchat.

Es sólo una tregua.

*El vídeo de Romina Giardina, que imita a Juliana Awada, pertenece al sitio Bigbang!news.